En la edad media el gato tuvo mucha mala suerte ya que la gente creo la superstición de que ser un gato negro era como ver al diablo en especifico. En esta época se le atribuían cualidades que eran paranormales y se las comparaba con castigo o pecado, tanto en su forma física, su mirada extraña y su extraña capacidad de resistencia ante situaciones difíciles, por lo que se le atribuyo las 7 vidas.

Recuperado de:http://www.primerafila.com.ar/__export/1234/sites/primera_fila/imagenes/2014/12/21/gato-negro-de-ojos-amarillos_fondos-de-pantalla-de-gatos.jpg_1097337557.jpg

La iglesia cristiana consideraba que los gatos eran el mismo diablo encarnado ya que se suponía que estos animales eres fieles a las brujas y por lo tanto al verlos, ellos como mensajeros de tales criaturas traerían el mal a la vida de los habitantes.

Anuncios