NIGROMANTES

Las personas dedicadas a la nigromancia eran identificados como ignorantes, necios y pecadores. Son igualmente conocidos por su magia superior y se caracterizan por tener una imagen masculina, es decir, son personas universitarias y personas que debían saber leer latín y por ende se asocia directamente al clérigo. Muy pocas veces se asocia este termino con una mujer.

Debido a que este tipo de persona debían tener una formación, se hacen presentes unos libros llamados grimorios o libros negros los cuales incluyen instrucciones, recetas e invocaciones que son utilizados para sus rituales en los que establecen pactos con entidades malignas y así mismo incluye una instrucción básica para el que quisiera iniciar su proceso.

Algunos de estos libros se caracterizan por dividirse en tres partes:

Captura de pantalla 2015-11-07 a las 12.19.58 a.m.

La lengua en la que están escritos puede variar entre latín o las lenguas nacionales, sin embargo, también suelen encontrarse otras lenguas en las invocaciones pero particularmente en hebreo. Por ultimo, el objetivo de estos libros era “intervenir en las mentes, inclinaciones y deseos de los demás bien sean personas, animales o espíritus con el fin de que hagan o dejen de hacer algo para hacerles bien o mal” (Pedraza, 2007, p.66).

Anuncios